Remedios naturales contra las cucarachas

Antes de hablarte de los remedios naturales, quiero hablarte de este producto para eliminar las cucarachas. Es el único método realmente eficaz para deshacerse de las cucarachas que no implica el uso de venenos perjudiciales para el medio ambiente. Es respetuoso con el medio ambiente y no mata a ningún animal, simplemente lo ahuyenta.

Me refiero a los repelentes ultrasónicos para cucarachas e insectos. Estos aparatos funcionan con ultrasonidos, básicamente emiten sonidos no audibles para los humanos pero que molestan a los insectos y roedores que se irán rápidamente, de hecho también eliminan ratones, mosquitos, moscas, chinches y arañas. Son 100% ecológicos y no utilizan insecticidas ni venenos, son seguros para los niños y las mascotas y no matan a ningún insecto. Este último detalle, además de alegrar a los ecologistas, le evita tener que recoger los asquerosos cadáveres de las cucarachas muertas.

Índice

    10 remedios naturales para eliminar las cucarachas

    Remedios naturales contra las cucarachas

    Si todavía está leyendo significa que no está preocupado en absoluto y que probablemente aún no tiene una infestación en su casa. En caso de que esta sea la situación, tal vez los remedios naturales de bricolaje que se enumeran a continuación podrían ser adecuados para usted. ¡Así que vamos a ver cómo tratar de deshacerse de las cucarachas de forma natural!

    1) Usar azúcar y bicarbonato de sodio

    Este es un remedio fácil de poner en práctica para tratar de deshacerse de las cucarachas. Puedes hacer una mezcla de bicarbonato de sodio y azúcar tomando partes iguales. También puedes hacer bolas mezclando los dos componentes con un poco de agua. Luego hay que esparcir esta mezcla cerca de las zonas infestadas de cucarachas, como la cocina o el baño. Las cucarachas que se alimentan de esta mezcla pueden morir ya que el bicarbonato de sodio reacciona con los ácidos del interior de sus estómagos. Es un método que puede funcionar si mantienes tu casa súper limpia, ya que las cucarachas prefieren otros alimentos, migas, restos de grasa, etc. En caso de que no haya nada más para alimentarse, las cucarachas pueden comer este veneno de bricolaje.

    2) Colocar las hojas de laurel

    Se trata de un remedio natural, barato y fácil de conseguir para ahuyentar a estos molestos insectos. Las hojas de laurel son muy aromáticas y se utilizan principalmente en la cocina india, con un aroma penetrante pero bueno. Primero hay que desmenuzar las hojas y luego colocarlas en el suelo cerca del nido de cucarachas, o al menos en las zonas donde se ven con más frecuencia. El olor actuará como repelente para las cucarachas y existe la posibilidad de que se vayan. El olor sólo es fuerte en la zona donde se esparce el laurel, lo más probable es que las cucarachas aniden en otra zona de la casa.

    3) Solución jabonosa

    Otro remedio natural es el uso de jabón de baño. Hay que preparar una mezcla de agua y jabón con una buena concentración de este último y ponerla en un recipiente con pulverizador. El segundo paso es rociar esta solución directamente sobre las cucarachas; la mayoría de ellas morirán inmediatamente, ya que no podrán respirar. Por desgracia, las cucarachas pueden esconderse muy bien, por lo que este remedio es, en mi opinión, poco práctico, ya que hay que tener el spray en la mano en el momento en que se ve la cucaracha, una coincidencia muy poco probable.

    4) Solución de amoníaco

    El amoníaco, al igual que el laurel, también tiene un olor penetrante que los irrita y repele. Puedes añadir dos tazas de amoníaco en un cubo lleno de agua y echarlo en el fregadero de tu cocina y en el inodoro. El olor del amoníaco ayudará definitivamente en la lucha contra las cucarachas, pero tendrás que repetir este remedio una vez cada dos semanas para mantener tu casa libre de cucarachas. Este es un buen método natural en caso de que esté seguro de que las cucarachas provienen de las tuberías.

    5) Trampas de ácido bórico

    Para hacer el cebo hay que mezclar una parte de ácido bórico en polvo con una parte de harina blanca y una parte de azúcar. Luego hay que poner pequeñas bolas de cebo en varias zonas de la casa donde solemos encontrar cucarachas. La harina y el azúcar de la mezcla atraerán a las cucarachas, mientras que el ácido bórico de la mezcla las matará. A continuación, tendrá que seguir utilizando el cebo durante al menos dos semanas para esperar ver algunos resultados. ADVERTENCIA: Mantenga esta mezcla en lugares donde los niños y las mascotas no puedan acceder a ella, ya que el ácido bórico es tóxico para todos.

    6) Solución de pimienta, ajo y cebolla.

    Este remedio de la abuela consiste en crear una mezcla con una cucharada de pimienta de cayena en polvo, un diente de ajo y una rodaja de cebolla y mezclarlo en un litro de agua.

    Lo dejas reposar durante una hora y luego añades una cucharada de jabón líquido, posteriormente aplicas esta mezcla en todos aquellos lugares de tu casa infestados de cucarachas. El olor de la mezcla hará huir a las cucarachas y te sentirás como Harry Potter en clase de pociones.

    7) Usar Listerine

    Listerine es un buen repelente contra las cucarachas. Tienes que mezclar partes iguales de agua y Listerine y luego añadirle dos gotas de líquido lavavajillas. A continuación, hay que poner esta mezcla en un bote de spray y rociar las zonas infestadas de cucarachas; ¡huirán de la casa con el olor de su boca!

    8) Trampa de vaselina

    Esta trampa para cucarachas es fácil de instalar; necesitas una botella de plástico cortada por la mitad u otro recipiente al que aplicaremos vaselina en el borde interior. En el interior del recipiente hay que colocar los cebos, como cáscaras de frutas como la manzana, el plátano o el mango. A continuación, hay que guardar este recipiente en las zonas más infestadas de cucarachas y colocarlo cerca de las paredes. El olor de las cáscaras de fruta atraerá a las cucarachas al tarro, pero se quedarán pegadas allí debido a la vaselina del borde del recipiente. A continuación, será su tarea extraer la cucaracha del agua. Recomiendo matarlo y no tirarlo fuera vivo, ¡en este caso no tardará en volver!

    9) Trampa de pepinos

    Tienes que coger una lata de aluminio y poner en su interior unas cáscaras de pepino. A lo largo de la noche, los jugos del pepino reaccionarán con la lata de aluminio produciendo un olor que las cucarachas no pueden soportar. Esta es una solución ingeniosa para ahuyentar a las cucarachas, el único problema es que también olerá el mal olor.

    10) Trampa de agua

    Tienes que coger una jarra y llenarla de agua hasta la mitad y luego colocarla cerca de las paredes. Las cucarachas, en busca de agua, entrarán en el tarro y no podrán salir. Este sistema es similar a la "trampa de la vaselina", funciona menos pero no necesitas vaselina. Con este remedio sólo se pueden atrapar las cucarachas adultas, es decir, si han dejado huevos, éstos eclosionarán y las pequeñas cucarachas irán por la casa. Digamos que no es un remedio absolutamente definitivo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir
    Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies. Si continua navegando estás aceptándolas.    Más información
    Privacidad